Menu
Reciclar en casa sí es posible con estos tips

Reciclar en casa sí es posible con estos tips

ad5

Las matemáticas nunca fueron lo mío. Pero mientras leía la prensa el pasado domingo unas cifras me llamaron la atención: diariamente se producen en nuestro país unas 5000 toneladas de basura. Eso significaría que en promedio cada ciudadano genera 1kg de basura al día.

No pude evitar ver la lata de jugo que tenía en la mano. Las cáscaras de banano que recién había lanzado al cesto de la papelera. En ese momento me dije, es hora de ir tomando conciencia. Después de todo, el reciclaje en el hogar no es muy difícil y a la larga sirve como método de ahorro. Así que hay doble beneficio, por un mínimo esfuerzo.

  • Lo primero que se debe saber es que hay dos tipos de materiales reciclables: orgánicos e inorgánicos. El primer grupo comprende todos los desechos naturales: lo que resta de las frutas, verduras y café. El segundo en cambio se refiere a lo creado por el hombre: botellas de vidrio y plástico; papel, revistas y hojas de periódicos; cartón y latas.
  • En segundo lugar es importante estar claro en qué cosas no se reciclan: vidrios rotos, aerosoles, las tapas de los envases de vidrio, cerámicas, calcomanías, papel carbón, papel encerado o de fotografía, no pueden ser incluidas en los distintos grupos porque no pueden ser procesados.
  • La oficina de Protección al Ambiente Humano del Ministerio de Salud, explica que 20% de los desechos producidos son orgánicos y 3% es vidrio, pero cuando se mezclan en la basura regular dejan de ser útiles y se convierten en contaminantes, por eso la tercera forma más importante de reciclar es dividir bien los tipos.
  • Ideal es comprar varios cestos de colores para dividir las cosas; azul para papel y cartón; amarillo para latas y plásticos y verde para vidrio. De esta manera cada dos semanas se pueden llevar a los lugares dispuestos por la municipalidad para el reciclaje.
  • La cuarta forma más fácil de reciclar es hacer compost, un material nutritivo que se genera naturalmente en el suelo y sirve para fertilizar. Una buena opción para los amantes de la jardinería.

Para lograrlo lo primero que debés hacer es agarrar un cajón de madera de un metro cuadrado. Allí podés ir colocando materiales de desecho como restos de verduras y frutas, cáscaras de huevo y las hojas de lechuga y demás. Luego manteniéndole buen acceso al aire, mezclás los materiales húmedos y calientes, moliendo los elementos con regularidad. El secreto es asegurarse que jamás escurra líquido. En unos tres meses estará listo y lo podrás usar para cultivar tus propias verduras y vegetales.

En Aldo Nero creemos que se puede construir un mundo mejor. Por eso sólo usamos los materiales de más alta calidad para que tengás el confort y estilo que merecés. Sé parte de la experiencia, contáctanos en www.aldonero.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *