Las cuatro cosas que debés saber al momento de elegir zapatos

Comprar un par de zapatos es una inversión. Generalmente solemos tener una imagen muy clara de lo que queremos al salir de la casa. Sin embargo, al salir de la tienda son pocas veces las que terminamos con lo que queríamos en las manos. O peor, compramos algo que le hace daño a nuestros pies.

Hay ciertas técnicas que pueden emplearse para garantizar que el calzado que se adquiera sea el adecuado para quién lo vaya a usar. Entre ellas destacan:

  • Tener en claro para qué serán usados los zapatos: ¿serán para la oficina o para reuniones casuales? ¿Lo usarán para dar largas caminatas, o por el contrario serán empleados solo para distancias cortas?, todos estos factores son importantes al momento de la compra. Si el clima es frio se sugiere un corte más alto, en cambio si es de tipo deportivo debe prevalecer la comodidad del portador y pueden usarse al estilo bajo.
  • Buen soporte en el empeine: esta parte del pie le da estabilidad al cuerpo e incluso funciona como amortiguador para el peso que trasladamos paso a paso. Por ello es importante, tener un zapato con buen refuerzo en esta parte.
  • Certificar el material de la suela y los tejidos: un factor clave a la hora de comprar zapatos es la durabilidad. Buscamos un par que esté en buen estado por mayor cantidad de tiempo, y en ello influyen los materiales con los que estén hechos. La suela, en particular es la parte que se desgasta con mayor rapidez, por ello hay que revisar muy bien su dureza.
  • Caminar con los zapatos en la tienda: algo que bajo ninguna circunstancia debe evitarse es probar bien los zapatos. Se recomienda dar más de diez pasos con ambos zapatos puestos, para comprobar si roza alguna parte en específico del pie y comprobar que no haga daño con el uso prolongado.

En Aldo Nero, nuestros artesanos del cuero italiano trabajan para hacer piezas cómodas y con estilo, usando sólo los materiales de más alta calidad. Vívi la experiencia, descubrí todo lo que tenemos para darte.