El cuerpo como parte de la tendencia

“Comprá menos ropa y andá al gimnasio, a cambio” fue la frase que me hizo detener todo lo que hacía para descubrir al genio que la dijo. Siempre me ha gustado seguir la moda y las tendencias y fue leyendo sobre el tema que conocí a Rick Owens, probablemente, uno de los diseñadores más vanguardistas de la historia y evidentemente un visionario.

Pero no les quiero hablar de su carrera, si no específicamente de esa frase que cambió mi perspectiva. Para este diseñador, entrenar es la costura moderna y ningún look va a hacer que te veás o te sintás tan bien como tener un cuerpo en forma. Podría decirse entonces que es la mejor prenda en la que invertimos, o sea, la mejor tendencia es nuestro cuerpo.

Adjudicarle al cuerpo parte del poder del look es algo que no muchos de nosotros los hombres contemplamos a la hora de elegir prendas. Si consideramos al músculo como un complemento, una camiseta manga corta puede verse mejor si tus brazos marcan bíceps o hasta tríceps, o un abdomen firme, que permita meter las camisas por dentro del pantalón sin miedo. ¿Y qué me dicen de los hombros y el pecho trabajados?, solo ventajas tienen.

Por supuesto que todo lo que sea salud y diversidad es más que bienvenido, no trato de decir que estar en forma sea la única clave para vernos bien, creo fielmente en que el éxito también está en nuestra actitud, sin embargo no podemos negar que el ejercicio es uno de los mejores ejemplos de disciplina, meditación y vanidad, el combo ideal. La clave es la moderación, el entrenamiento necesario como para darle un toque diferente a cada look. Al final, el gimnasio no tiene que ser sólo arrogancia, también puede ser lealtad a uno mismo.

¿Vos qué opinás?